¿Qué es la alergia?

Es una condición que sufren algunas personas al ponerse en contacto con ciertas sustancias (llamadas alergenos) que a otras personas no les afecta, provocándoles desde reacciones leves hasta mortales.

La alergia es, en realidad, una "mala respuesta" de los mecanismos de defensa de nuestro organismo a "agresores" que son inofensivos para la mayoría de la gente.

¿Qué causa la alergia?

Su causa es desconocida. Se cree que es un defecto del sistema de defensa del organismo, con el que se nace.

Cuando bebés, somos "alérgicos" a muchas cosas. Con el tiempo, al madurar nuestro sistema de defensa, nos vamos haciendo resistentes a casi todas ellas.

Sin embargo, algunas personas nunca lo logran y toda su vida sufren de alergias de la piel (ronchas, erupciones), de las mucosas (nariz, conjuntivas) o de los bronquios (asma bronquial).

Las reacciones alérgicas ocurren al ponerse en contacto con irritantes de la piel (plantas, piquetes de insectos, guantes de hule), al aspirar pólenes o polvo orgánico, al comer ciertos alimentos (mariscos, productos lácteos) o por la administración de medicamentos (penicilinas naturales).

¿Qué consecuencias tiene la alergia?

A veces las alergias son ocasionales o pasajeras (causadas por algún alimento, algún medicamento, productos de hule o las dentaduras postizas). En estos casos, basta con retirar o suspender lo que la causa para dejar de sufrirlas.

En otros casos, las alergias pueden ser molestas (como las rinitis estacionales) invalidantes (como el asma bronquial). Estos casos deben ser atendidos obligadamente por el especialista (un alergólogo).

¿Qué hacer cuando se sospecha una alergia?

Consultar otro síntoma