¿Qué es la amibiasis?

Invasión del intestino grueso por un pequeño parásito, invisible a simple vista, la amiba histolítica.

¿Cómo se adquiere la amibiasis?

La amibiasis se adquiere principalmente de los alimentos (principalmente verduras y frutas frescas) o agua contaminadas o personas parasitadas de amibiasis (o que estuvieron parasitadas), que manejan alimentos sin lavarse las manos.

La amibiasis también se transmite por contacto homosexual entre los varones.

Las amibiasis se diseminan como pequeñísimos quistes que salen con las heces y, contaminan el agua, o se adhieren a las manos sucias, y contaminan los alimentos.

Al llegar al intestino, el quiste libera a una pequeña amiba, la que se alimenta de los tejidos del intestino (por eso se llama amiba histolítica) y se reproduce activamente.

A veces, la amiba histolítica invade, al viajar por la sangre otros órganos como el hígado, los pulmones o el cerebro.

Tiempo después de atacar al intestino, la amiba se transforma en quistes y, de este modo, invade a otras personas.

Ciclo de vida de la amiba histolítica

¿Qué consecuencias tiene la amibiasis?

En la mayoría de los casos, sobre todo si se trata de personas fuerte y sanas, la amibiasis no causa molestias.

En otros casos, cuando las amibas invaden los tejidos del intestino pueden causar estas molestias:

  • Diarrea y estreñimiento (alternados)
  • Flatulencia retortijones del vientre
  • Evacuaciones con moco y sangre

Entre las gentes del trópico es frecuente que sufran de disentería amibiana, con diarrea grave, fiebre y hasta anemia y desmejoramiento del estado en general.

En otros casos de amibiasis se forman abscesos en el hígado, el cerebro o los pulmones. Estos pacientes sufren de fiebre, sudoración, escalofríos, náuseas, vómitos, pérdida de peso y dolor o molestias sobre el hígado.

TOME NOTA: En todos estos casos, los pacientes liberan quistes de amiba, por lo que deben lavarse escrupulosamente las manos después de evacuar.

¿Cómo reconocer a la amibiasis?

Consultar otro síntoma