¿Qué es la pediculosis?

La pediculosis es la manifestación por piojos, que pueden afectar la cabeza, el cuerpo o la zona genital (pubis).

Los piojos de la cabeza y del pubis viven en el cuerpo, mientras que los piojos del cuerpo viven en la ropa.

¿Cómo se contagia los piojos?

Los piojos de la cabeza se transmiten por contacto personal y por los peines o las gorras.

Son frecuentes entre los escolares. Y pueden afectar no sólo el cuero cabelludo sino, también, las cejas, las pestañas o la barba.

Los piojos del cuerpo se encuentran en la ropa (tanto piojos como liendres), entre las costuras. Las liendres habitan también en los vellos del cuerpo.

Los piojos del pubis (ladillas) se transmiten por contacto sexual, aunque afectan otras zonas, sobre todo en personas muy velludas.

Las ladillas se aferran a la piel en la base del pelo.

¿Cómo consecuencias traen consigo las pediculosis?

Los piojos provocan comezón grave y, con ello, escorriaciones de la piel al rascarse, con infección consecuente.

En los niños llegan a causar una especie de inflamación generalizada de la piel (dermatitis).

Las ladillas causan, también, lesiones de la piel con infecciónes.

Los piojos transmiten el tifo epidérmico e infecciones conocidas como fiebre de las trincheras y fiebre recurrente.

¿Cómo se combate las pediculosis?

Consultar otro síntoma